Iniciativas para la recuperación del turismo en Andalucía

Hilario Echevarría

Presidente de Apartsur

 

Nos gustaría comenzar por una cuestión que es muy de base pero que, bajo nuestro punto de vista, es fundamental para trabajar desde nuestra asociación por la subsistencia de los alojamientos turísticos que siguen resistiendo abiertos aún a pesar de las adversidades.

Y esto no es ni más ni menos que servirles de apoyo en todo momento. Ofrecerles un servicio de asesoramiento multidisciplinar sobre todas las posibles cuestiones que puedan requerir ante tanto cambio normativo: restricciones, ayudas, fiscalidad, resolución de incidencias con huéspedes, trámites con organismos públicos, etc.

Estamos plenamente volcados en este tema, porque para nosotros, cualquier receta de recuperación del turismo pasa por mantener con vida a los negocios que están operando hoy día.

Y, por todo lo que nos lo agradecen nuestros asociados, sabemos que es una baza importante para la subsistencia del sector el hecho de que cuenten con una asociación que esté ahí, apoyándoles con profesionales que puedan darles una segunda opinión o directamente ayudarles a desarrollar los trámites que necesiten.

Dicho esto, está claro que la llegada de la pandemia está provocando un cambio de paradigma en todos los ámbitos, pero más acusado en nuestro sector si cabe, por ser tan dependiente de la movilidad de las personas.

Hay varias cuestiones que estamos trabajando en el ámbito institucional en este sentido.

Por ejemplo, partimos de la base de que los viajes volverán con gran intensidad cuando un amplio porcentaje de la población se encuentre vacunada, pero los comportamientos cambiarán.

Mucho se ha hablado de los nómadas digitales, de la posibilidad de captar a un segmento de la demanda que puede teletrabajar casi desde cualquier parte del planeta si cuenta con conexión a Internet.

Sin embargo, la normativa turística de nuestra comunidad autónoma limita las estancias de un mismo viajero a un máximo de 2 meses en los alojamientos turísticos extrahoteleros.

Así pues, los trabajadores que busquen la comodidad o la independencia de una vivienda o un apartamento turístico para teletrabajar desde Andalucía por un  tiempo superior a esos 2 meses, tendría que buscar la opción en el alquiler convencional, que es la única alternativa por encima de esos 2 meses de estancia.

Ya hemos trasladado a la Junta de Andalucía la necesidad de revisar esa limitación en la normativa si queremos ser un destino competitivo en atraer a este segmento de la demanda. Y más cuando tenemos una oferta de alojamientos turísticos extrahoteleros con ocupaciones casi inexistentes en estos momentos y.que supondrían un “llave en mano” para este perfil de trabajadores.

Destacamos esta cuestión de los nómadas digitales por lo llamativa, ya que hay otros destinos como las Islas Canarias que han hecho una apuesta más que decidida por captarlos durante esta pandemia, o porque incluso la propia Junta de Andalucía los incluye en sus nuevos planes de desarrollo turístico.

Pero evidentemente tenemos otras cuestiones encima de la mesa  que estamos trabajando con la propia Consejería de Turismo de cara a flexibilizar los requisitos normativos, y que, en definitiva, se pueden resumir en que se deben ir revisando las diferentes normativas sectoriales y pasar a clasificaciones por puntos frente a las actuales clasificaciones donde priman las superficies y los equipamientos.

Es decir, que las normas vayan más enfocadas a lo que el cliente busca, que es la calidad en el servicio y la seguridad, y que ya es realidad en Andalucía con el Decreto Ley de los Establecimientos Hoteleros recién aprobado y en plena pandemia.

Ya en el ámbito privado, en nuestro trabajo codo con codo con los asociados, las actuaciones que vemos más interesantes para la recuperación del turismo pasan por su profesionalización.

En este sentido, hay una inquietud cada vez más creciente en disponer de software de gestión que permitan llevar un día a día más eficaz en todos los procesos del negocio y, por supuesto, ser más competitivos tanto con el resto de la oferta como con nuestros propios clientes.

Durante la pandemia, nuestro equipo técnico ha testeado numerosas soluciones y de proveedores distintos por la cantidad de ayuda que nos han ido reclamando nuestros asociados. Así que prácticamente nos hemos vuelto unos expertos en Tecnología de gestión para el sector turístico.

A modo de resumen, las principales soluciones que estamos asesorando a nuestros asociados son sobre:

Channel Managers: sirven para poder controlar la disponibilidad y cupos en tantos canales o agencias online como se integren los proveedores de esos channel managers. Es una forma de hacer más ancho el embudo de ventas de los alojamientos, ya que de la comercialización tradicional basada en Booking y Airbnb, con estos sistemas se puede ampliar el número de canales intermediarios sin tener el miedo de que se puedan provocar posibles situaciones de overbooking entre ellos.

Motores de Reserva Online y Páginas Web: esta es una estrategia más enfocada a aquellos propietarios y gestores que disponen de web propia. Integrar un Motor de Reservas en la web es una forma de concentrar nuestros esfuerzos en atender a demanda directa (no intermediada).

Las propias páginas web son poco comunes o poco tenidas en cuenta como herramienta de comercialización entre muchos de los propietarios y gestores del alquiler turístico, debido al papel tan relevante que han jugado las OTAs como Booking o Airbnb en nuestro sector.

También se han dejado muchas veces de lado las páginas web en nuestro sector porque hay mucha confusión con el papel que deben jugar dentro del abanico de comercialización de los alojamientos turísticos. O por el simple desconocimiento de cómo deben estar programadas para que sean útiles, adecuada en precio su inversión y rentables en el tiempo.

En definitiva, esta pandemia ha traído una especial atención por las reservas no intermediadas, que es un mundo que está absolutamente por descubrir entre nuestros asociados. Y esto a su vez da pie a numerosas derivadas que estamos asesorando en este momento, como es la gestión de clientes con software CRM o la aplicación de estrategias de inbound marketing con las propias bases de datos de contactos de los profesionales del alojamiento turístico.

Nuestro papel es y será, evidentemente, que nuestros asociados sean cada vez más autosuficientes con sus propias herramientas a la hora de comercializar y captar a sus propios clientes.

Otra de las cuestiones por las que pasará la recuperación del turismo será por la necesidad de incorporar estrategias de digitalización.

Esta ya era una realidad en el sector del alojamiento turístico, quizás como valor añadido o como forma de optimización de procesos. Pero actualmente, como consecuencia de la pandemia, ha pasado a convertirse prácticamente en una necesidad.

Hablamos de tecnología que evite el contacto en la medida de la posible. Y esto es posible con sistemas de autocheck-in o check-in online, consistentes en que, bien el huésped puede hacer todo el trámite de grabado de datos desde su móvil, incluyendo su firma; o, en su defecto, el personal del alojamiento puede hacer todo el trámite escaneando la documentación con el móvil, sin necesidad de manipular documentos.

En cualquiera de los casos, los datos llegan automáticamente a la Policía o Guardia Civil, según qué organismo sea el competente según la ubicación del alojamiento turístico.

La tecnología vuelve a estar por delante de las regulaciones existentes también en este tema, ya que nuestra asociación sigue resolviendo consultas de propietarios y gestores por la disparidad de criterios entre las diferentes comisarías sobre si estos sistemas cumplen con el procedimiento establecido de registro de viajeros o no.

En nuestro caso, seguiremos promoviendo su uso, y seguiremos sensibilizando sobre los desarrollos tan importantes que están integrando los proveedores tecnológicos (muchos de ellos andaluces) para garantizar la seguridad de los datos que se comparten a través de estas aplicaciones.

Y ya por último, como aspiración en el ámbito de la recuperación del turismo desde el sector del alojamiento turístico extrahotelero, llevamos tiempo trabajando por promover una plataforma de comercialización directa de la oferta que representamos con otros servicios complementarios y recursos turísticos de Andalucía.

Queremos poner encima de la mesa una plataforma de destino inteligente, donde la puerta de entrada potencial sean las más de 71000 Viviendas con Fines Turísticos, 13000 Alojamientos Rurales (entre Casas Rurales y Viviendas Turísticas de Alojamiento Rural) y 29000 unidades de alojamiento ofertadas en Apartamentos Turísticos a día de hoy en la comunidad autónoma de Andalucía.

Una plataforma donde intervengan intermediarios como agencias y centrales de reserva andaluzas, donde se cree un auténtico ecosistema de trabajo vinculado a la red de servicios y recursos turísticos vinculados a nuestro destino.

Estamos convencidos que, en esencia, la recuperación del turismo en Andalucía pasa por su transformación digital y la creación de ecosistemas de innovación en red. Y nuestra apuesta es la creación de un canal turístico digital que conecte empresas, viajeros y organismos públicos. Nos queda mucho trabajo por delante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad