Año 2015: una fecha clave para Granada

El tramo final del año 2015 está llamado a ser esencial para Granada, toda vez que para entonces está prevista, en virtud de un compromiso público de la ministra de Fomento, Ana Pastor, la finalización de dos infraestructuras fundamentales para esta provincia: la Línea de Alta Velocidad Antequera-Granada y la Autovía del Mediterráneo (A-7). Foto AVE

A finales de dicho año estará en servicio toda la A-7 a su paso por la provincia granadina, mientras por las mismas fechas Granada estará conectada a la red de alta velocidad, que representará una reducción en el tiempo de viaje hasta Madrid de 1 hora y 40 minutos respecto al actual. No obstante lo anterior, y tras la presentación de los Presupuestos Generales del Estado para 2014, hay voces que destacan que, con lo que recibirá Granada para ambas infraestructuras el año próximo, será difícil –cuando no imposible- su culminación para la fecha comprometida.

 

 

La puesta en servicio de los tramos que restan de la Autovía del Mediterráneo a su paso por Granada y la llegada del AVE representarán, sin duda, un antes y un después para la provincia granadina. Tras el compromiso hecho público por la titular de Fomento, Ana Pastor, se inicia una cuenta atrás que, si se cumplen las previsiones, llegará a su término en la segunda mitad de 2015.

Nadie quiere pensar en más reprogramaciones, en más demora en las obras, en nuevos aplazamientos, aunque también es inevitable que muchos miren de reojo al recién presentado proyecto de ley de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2014, y pongan en duda las fechas comprometidas por la ministra. No obstante, desde el Gobierno se sostiene que los PGE destinados a la provincia permitirán culminar con éxito ambas infraestructuras en 2015, posibilitando así que el Ministerio cumpla su compromiso.

En concreto, los Presupuestos para Granada ascienden a 293 millones de euros (un 24 por ciento más que en el anterior ejercicio), de los que 177,78 millones se destinarán a carreteras, fundamentalmente para la A-7, mientras en lo que al AVE concierne serán 54,5 millones de euros los que se asignen a la provincia de Granada, si bien son 136 los millones consignados a toda la línea Antequera (Málaga)-Granada, pues la provincia malagueña recibe 82 millones. Además, desde fuentes gubernamentales aseguran que de ser necesario, se destinará una cantidad mayor de dinero a la línea de alta velocidad como ya ocurriera el año pasado, todo ello con la finalidad de cumplir el objetivo de que el AVE llegue en 2015.

 

La llegada de la alta velocidad

 

Se asegura desde el Ministerio de Fomento que el AVE llegará a Granada en el último trimestre de 2015, una vez culminada una primera fase de obras que posibilitará que el tren llegue a la capital granadina en superficie y a la actual estación localizada en la Avenida de Andaluces -que será modernizada-, en tanto no se edifique la estación definitiva. Esta habrá de esperar a una segunda y última fase, como también la Variante de Loja y el soterramiento de las vías en la ciudad.

Entretanto, Fomento ejecutará obras de ampliación en el apeadero de San Francisco, en Loja, y en la estación granadina, para habilitar en ambos casos una tercera vía que posibilite la llegada de la alta velocidad, una solución que desde Fomento se califica como provisional.

La división de las actuaciones previstas en dos fases permitirá no sólo adelantar la llegada de la LAV a Granada, sino también que puedan invertirse todos los fondos europeos asignados a la infraestructura (525 millones) en el plazo máximo exigido, situado en diciembre de 2015, para no tener que devolver dinero.

A su paso por Loja, la alta velocidad facilitará la supresión de 14 pasos a nivel mediante la mejora de infraestructuras, renovación del trazado, modificación del gálibo de los túneles, etc. Esta fórmula permitirá la parada de este tipo de trenes en el municipio lojeño, para lo cual su estación será sometida a la correspondiente adecuación y construcción de nuevos andenes, estableciéndose así de forma inmediata servicios directos con la ciudad de Málaga.

Con el AVE, el tiempo de viaje a Madrid experimentará una notable disminución, pasando de las 4 horas y 25 minutos actuales a 2 horas y 45 minutos (un 37,7% menos). De igual forma, la relación Granada-Sevilla también se beneficiará de una reducción en una hora de los tiempos de viaje, pasando a ser 2 horas frente a las 3 actuales (un 33% menos).

El trazado Antequera-Granada, de 125 kilómetros de longitud, tiene actualmente concluidos seis tramos y otros siete en obras, habiéndose invertido hasta la fecha 1.072 de los 1.645 millones de euros que costará la infraestructura.

La línea, que forma parte del Eje Transversal de Andalucía y de la Red Transeuropea de Transporte, permitirá, además de conectar Granada con otras muchas ciudades y comunidades, potenciar y mejorar la articulación interna de Andalucía.

Como vienen manifestando los empresarios granadinos desde hace muchos años, la llegada del AVE a Granada resultará trascendental, “aunque sea con soluciones provisionales”, para una provincia que sufre un retraso histórico en materia de infraestructuras, afirman desde la CGE (Conferación Granadina de Empresarios), organización que confía que “de una vez por todas”, la fecha señalada sea la definitiva.

 

La puesta en servicio de la A-7

 

Si esencial es la alta velocidad para Granada, no lo es menos la puesta en servicio en su totalidad de la Autovía del Mediterráneo (A-7) a su paso por la provincia. Las previsiones apuntan a que algunos de los tramos pendientes estarán disponibles para el verano que viene, pero no será hasta finales de 2015 cuando pueda disfrutarse de la infraestructura al completo.

Según datos de Fomento, en concreto serán cuatro los tramos nuevos que se pongan en servicio en 2014, además del acceso al Puerto de Motril. De esta manera, sumados a los cinco tramos que actualmente están en servicio (Nerja-La Herradura, La Herradura-Taramay, Guadalfeo-La Gorgoracha, Castell de Ferro-Polopos y Albuñol-Adra), nueve de los 11 tramos de la autovía en la provincia granadina estarán abiertos al año próximo.

Siempre que no surjan problemas o imprevistos durante la ejecución, los tramos Taramay-Lobres y Lobres-Guadalfeo estarán finalizados antes del verano de 2014, mientras el Gorgoracha-Puntalón, que da acceso al puerto, se dará por terminado en febrero del próximo año, como también el tramo Puntalón-Carchuna. Mientras, el tramo que va de Polopos a Albuñol, cuyo coste ha ascendido a 235 millones de euros y ha sufrido cuatro modificaciones, concluirá en diciembre de 2014. Por último, el de Carchuna-Castell de Ferro lo hará a lo largo de 2015. La inversión global de esta infraestructura se cifra en 724 millones de euros. Ai  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *