El Ayuntamiento de Sevilla comienza a ejecutar el nuevo Plan Turístico elaborado con la Junta de Andalucía

El alcalde de Sevilla, Juan Espadas, y el vicepresidente de la Junta de Andalucía y consejero de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local, Juan Marín, han presentado el nuevo Plan Turístico de Sevilla 2021-2024 que, dotado con casi 5 millones de euros (4.963.000) y de ejecución inmediata, está cofinanciado a partes iguales por ambas administraciones públicas y dedica un 65 por ciento del presupuesto a inversión y un 35 por ciento, a promoción e iniciativas de mejora de la competitividad del destino.

Este instrumento para la planificación y la ordenación de los recursos turísticos urbanos, acogido a la financiación autonómica de los Planes Turísticos de Grandes Ciudades de la Junta de Andalucía, contempla medidas que tratan de diversificar la oferta de la capital hispalense con nuevos productos que enriquezcan la oferta turística de la capital hispalense –haciendo especial hincapié en el patrimonio, la cultura, la calidad y la innovación–, ampliar el espacio geográfico de la afluencia de visitantes hacia la zona norte del Casco Antiguo y la zona histórica de Triana y reforzar la sostenibilidad y la competitividad del destino Sevilla y sus empresas. La presentación del plan se ha realizado en el Monasterio de Santa Paula, un enclave patrimonial que reúne parte de la filosofía de este nuevo Plan Turístico (confluyen en él turismo religioso, patrimonio, arte, artesanía, repostería artesana con el sello de los conventos ‘Ora et labora’, está ubicado en la zona norte del Casco Antiguo y es ejemplo de un rico patrimonio aún desconocido en las rutas turísticas).

“Este no es un plan de las administraciones, sino que ha sido trabajado desde la base, con todos los capilares que conforman el sector turístico, desde antes de la crisis y durante la actual crisis por la pandemia de la COVID-19. Es un documento elaborado además desde la colaboración y lealtad institucional entre el Ayuntamiento y la Junta de Andalucía, una estrategia de trabajo que resulta exitosa”, ha dicho Juan Espadas. El alcalde ha hecho hincapié en la apuesta que realiza este plan por el patrimonio y la innovación tecnológica –“en coherencia con las estrategias municipales de inversión en patrimonio y digitalización”– y por la diversificación geográfica de los flujos de visitantes.

El documento se ha elaborado por parte del Ayuntamiento de Sevilla tras una amplia participación del sector turístico a lo largo de los últimos años, en los que se recabaron sugerencias y consideraciones de 42 entidades empresariales, sindicales, culturales y comerciales y que culminó en noviembre pasado reunión con una veintena de agentes económicos, sociales, universitarios y vecinales y otras instituciones determinantes en la evolución del turismo de la capital para perfilar mejoras. El contenido final del documento, tras todas las aportaciones recibidas, se ha ajustado en un trabajo conjunto con la Junta de Andalucía a través de la Secretaría General de Turismo, al tiempo que se ha adecuado al contenido del Plan8 de impulso turístico, elaborado el verano pasado tras una amplia participación del sector, al Plan Estratégico Sevilla 2030 y a los ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible) de Naciones Unidas asumidos por la ciudad.

El documento se estructura en seis objetivos generales: la puesta en valor y uso de recursos turísticos, la adecuación del medio urbano al uso turístico impulsando la accesibilidad universal; el aumento de la calidad de los servicios turísticos de la ciudad; la mejora del producto turístico existente y la creación de nuevos productos basados en la explotación innovadora de los recursos turísticos; la sensibilización e implicación de la población y agentes locales en una cultura de calidad turística, y, por último, el fortalecimiento de la competitividad del sector turístico local.

Entre las iniciativas, destacan la puesta en valor del patrimonio histórico que, a su vez, contribuyan a redirigir los flujos turísticos desde el Centro hacia otras zonas de interés, entre ellas la zona norte del propio Casco Histórico –barrio de San Luis, calle Feria, Muralla de la Macarena y entorno, etcétera – y el casco antiguo de Triana–; un plan para la accesibilidad universal (incluye también la cognitiva, visual y auditiva) que complemente las actuaciones propias que ejecuta la Gerencia de Urbanismo y Medio Ambiente; una nueva marca para el destino Sevilla con su correspondiente plan de marketing; potenciar la innovación y las nuevas tecnologías aplicadas a la industria y la experiencia turísticas; mejoras en las dotaciones del Centro de Atención Integral al Turista de Marqués de Contadero y en espacios de interpretación; o campañas para sensibilizar sobre la importancia, social, económica y laboral del turismo.

Este plan, asimismo, plantea un refuerzo en la colaboración público-privada tanto a nivel de oferta la turística, con la creación por ejemplo de clubes de productos –esto es, aglutinar la oferta de distintas empresas de un mismo segmento–, como de alianza con los residentes en la ciudad de Sevilla, a fin de fomentar la convivencia y la sostenibilidad del destino, así como una mayor coordinación con el resto de las administraciones públicas (Diputación Provincial, a través de Prodetur, Junta de Andalucía, con Turismo Andaluz, y Ministerio de Turismo, con Turespaña).

Según contempla la normativa autonómica, el compromiso de financiación de este plan será a partes iguales (50 por ciento) por parte de la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Sevilla, que en su documento establece que el 65 por ciento será destinado a inversión y el resto, a las distintas iniciativas de promoción y mejora de la competitividad del destino.

El delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo, Antonio Muñoz, quien también ha participado en el acto de presentación, ha concretado que la primera fase de este nuevo plan comienza a ejecutarse este año, con prioridad para la creación o potenciación de productos turísticos innovadores y de clubes de productos, que abarquen segmentos como el turismo religioso, idiomático, deportivo, de compras y lujo, LGTBI, etcétera, así como el lanzamiento de una nueva marca para el destino Sevilla. Para la primera anualidad –ha agregado– se pondrán en marcha iniciativas que rondarán los 1,32 millones de euros.

“Debemos romper la inercia de la crisis turística con una reacción sólida, precedida de una planificación y de recursos concretos para ejecutarse, y ser capaces de salir adelante siendo más fuertes. Y este es precisamente el sentido de este nuevo Plan Turístico de Sevilla”, según ha afirmado Espadas, quien ha realizado un llamamiento a las empresas para colaborar e implicarse en la promoción del destino Sevilla y en la creación de más productos y clubes de productos que refuercen la oferta turística de la ciudad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad