El Puerto de Sevilla, primer puerto español con certificado oficial ‘Trabajar con la naturaleza’ de la Asociación Internacional de Infraestructuras de la Navegación

La Autoridad Portuaria de Sevilla (APS) ha recibido la certificación oficial ‘Working with nature’ (WwN), Trabajar con la Naturaleza, emitida por la Asociación Mundial de Infraestructuras de la Navegación (PIANC) por el proyecto de ‘Creación de nuevos humedales para las aves acuáticas del estuario del Guadalquivir a partir de la mejora de la navegación’.  Gracias a esta iniciativa, la APS y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) han censado más de 50 especies de aves en los vaciaderos terrestres del Puerto hispalense.

La certificación WwN reconoce al Puerto de Sevilla como el primero del sistema portuario nacional en aplicar la filosofía ‘Trabajar con la Naturaleza’, al conciliar la gestión de los sedimentos de los dragados de mantenimiento depositados en los vaciaderos terrestres con la creación de nuevos hábitats que favorecen la diversidad de aves acuáticas en el estuario.  Asimismo, el proyecto también ha sido propuesto como candidato al premio ‘Working with Nature 2024’, que se fallará durante el 35º congreso mundial de PIANC en Ciudad del Cabo, Sudáfrica.

Francisco Esteban, presidente de PIANC, y Rafael Carmona, presidente de la Autoridad Portuaria de Sevilla

Un jurado de expertos conformado por representantes de PIANC han valorado la candidatura del Puerto de Sevilla y reconocido la certificación oficial WwN. Este grupo de expertos pertenece a la Comisión de Medio Ambiente (EnviCom) que la componen miembros de Estado Unidos, Australia, Argentina, Bélgica, Bulgaria, Canadá, Colombia, Finlandia, Francia, Alemania, Japón, Países Bajos, Noruega, Filipinas, Corea del Sur, Reino Unido, Portugal y España.

La Comisión EnviCom aborda cuestiones relativas a la navegación y la sostenibilidad. Para ello, este comité ha creado un conjunto de grupos de trabajo, entre los que cabe destacar: uno permanente para tratar el cambio climático; otro sobre la Directiva Marco Europea del Agua; dos más sobre adaptación al cambio climático y resiliencia de la navegación marítima y de interior, y sobre el modelo ‘Trabajar con la Naturaleza’.

El presidente de la Autoridad Portuaria de Sevilla, Rafael Carmona, ha agradecido el reconocimiento de PIANC que “nos anima a seguir avanzando en nuestra estrategia de sostenibilidad, en la que conjugamos la mejora de la navegabilidad y del entorno, e incidimos de forma positiva en la biodiversidad”.

“Para nosotros, Trabajar con la Naturaleza es una forma de actuar clave que nos permite conciliar el desarrollo del Puerto y del entorno natural, e implica a los principales actores del estuario. Con ellos, trabajamos de forma conjunta en otros proyectos, como el de Optimización de la Navegación, para el cual hemos creado una comunidad participativa con la que pretendemos identificar soluciones que favorezcan la gestión sostenible del medio”, ha añadido el presidente.

El presidente de la Institución portuaria también ha querido destacar “la contribución de la comunidad científica, gracias a la cual ha sido posible desarrollar un protocolo de actuación para habilitar zonas alternativas para aves acuática en el entorno de Doñana”.

Junto al CSIC, la Autoridad Portuaria de Sevilla ha dado una segunda vida a los sedimentos extraídos de la canal durante las últimas campañas del dragado de mantenimiento. Para ello, el protocolo ha definido la creación de islas y diques, así como medidas para mantener el nivel de agua en los vaciaderos terrestres. Entre las especies observadas en los humedales, se han avistado cuatro especies que están catalogadas como en peligro de extinción: el porrón pardo, la cerceta pardilla, la garcilla cangrejera y la focha moruna; y una, el águila pescadora, como vulnerable.

Por su parte, el presidente de la Asociación PIANC, Francisco Esteban, ha felicitado a la Autoridad Portuaria de Sevilla por su acreditado compromiso con la filosofía ‘Working with Nature’, por haber obtenido el primer certificado WwN otorgado a un proyecto español. Para ello, “ha pasado por un muy exigente proceso de evaluación”, ha apuntado el presidente de PIANC, quien ha destacado “lo que ello representa como incentivo para las futuras actuaciones de los órganos gestores de los puertos y costas españoles”.

La Asociación Mundial de Infraestructuras de la Navegación comenzó a promover el modelo ‘Trabajar con la Naturaleza’ en 2008, con la publicación de la Guía de aplicación de la filosofía WwN enfocada a proyectos de infraestructuras que mejoren la navegación.

Para PIANC el nuevo modelo supone mucho más que limitarse a mitigar los impactos ambientales de un proyecto. Esta forma de pensar consiste en buscar e identificar la manera de alcanzar los objetivos del proyecto, trabajando con los procesos naturales para proteger, restaurar e incluso mejorar el medio ambiente desde la misma concepción de las actuaciones.

Esta nueva forma de pensar considera los objetivos de un proyecto desde la perspectiva del sistema natural, en lugar de considerarlos exclusivamente desde la perspectiva del diseño, y promueve la protección y mejora del medio ambiente de manera eficaz y de forma paralela al desarrollo económico.

Al igual que el de Sevilla, otros puertos europeos han incorporado el modelo ‘Trabajar con la Naturaleza’ a su estrategia ambiental. Un ejemplo es el puerto de Le Havre que ha trabajado en la rehabilitación del estuario del Sena; otro, el de Amberes con actuaciones en el río Escalda; y puertos del resto del mundo, como el de Oakland en Estados Unidos, que ha actuado sobre la dársena de Middle Harbour.

Humedales en el estuario

Uno de los proyectos que mejor ejemplifica el enfoque ‘Trabajar con la naturaleza’ está fundamentado en la gestión sostenible de los vaciaderos terrestres del Puerto de Sevilla.

Los vaciaderos terrestres son áreas en las que la Autoridad Portuaria deposita los sedimentos extraídos de la canal de navegación durante las campañas de dragado de mantenimiento. Como novedad, en las últimas campañas la Autoridad Portuaria ha aplicado un protocolo elaborado por el CSIC para habilitar zonas alternativas para la avifauna acuática en el entorno de Doñana.

Este protocolo recoge medidas para la adecuación morfológica de los vaciaderos y para la gestión de la lámina de agua. Una vez extraídos los sedimentos, el protocolo de gestión sostenible establece cómo disponer las arenas en los vaciaderos para mejorar la biodiversidad. Por un lado, define el diseño de estos espacios para que ofrezcan zonas de mayor refugio para las aves y plantea la creación de diques interiores e islotes que proporcionen una mayor protección frente a los predadores.

Esta iniciativa también ha recibido el reconocimiento de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible en los premios de Medio Ambiente 2020, dentro de la categoría de Conservación, Biodiversidad y Desarrollo Sostenible.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad