El sector inicia su despegue con paso firme

Andalucía Inmobiliaria reunió el pasado 5 de febrero en el Hotel Villa Padierna (Benahavís, Málaga) a los representantes de las principales consultoras y tasadoras que operan en España y Andalucía, en un foro-almuerzo de debate, con objeto de que las voces más expertas y autorizadas analizaran la actual situación del mSONY DSCercado inmobiliario nacional y andaluz, y hacia dónde se dirigen sus pasos. La sensación de que lo peor ha pasado y que empieza a consolidarse una tendencia alcista es generalizada. No obstante lo anterior, también es generalizado el temor a la incertidumbre que planea en torno a las tres elecciones previstas para 2015, que todos esperan influyan lo menos posible en este nuevo escenario inmobiliario que en 2013 dejó entrever ciertos cambios positivos, que se fueron confirmando a lo largo de 2014 y todo apunta a que se reafirmarán en 2015. El año pasado por estas fechas, esta revista organizaba un encuentro con similares pretensiones, en el que ya se anticipaban los cambios. El resumen en aquella ocasión fue muy gráfico: “con prudencia, pero también con la seguridad que dan los números, todos los presentes coincidieron en la certeza de un principio de recuperación que invita al optimismo”. Por entonces, los indicios de mejora eran alentadores; hoy empiezan a ratificarse. El enorme interés que el inversor extranjero vuelve a tener en España en determinados enclaves y productos, en el caso de Andalucía centrado especialmente en la Costa del Sol; el potencial cada vez también mayor del inversor nacional, con un papel muy destacado de las SOCIMIs; la importancia creciente de la profesionalización en el sector; el enorme valor que la estabilidad política proporcionará al negocio inmobiliario; el incremento de la concesión de hipotecas, aunque sólo para clientes de contrastada solvencia y capacidad de respuesta; la estabilización de los precios de los inmuebles o la necesidad de una mayor seguridad jurídica fueron algunas de las cuestiones más relevantes de un coloquio que le tomó el pulso a un sector que empieza a ver más luces que sombras en su horizonte.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *