Karl Lagerfeld presenta Karl Lagerfeld Villas Marbella, su primer proyecto de lujo en España junto a Sierra Blanca Estates

KARL LAGERFELD presenta su primer proyecto arquitectónico y residencial de lujo KARL LAGERFELD Villas Marbella, cuya primera ejecución constará de cinco villas de lujo en el municipio malagueño, en lo que también supone el desembarco de la marca en España con un proyecto de estas características. La firma de moda pretende llevar a este desarrollo residencial, sin precedentes, la pasión de su eterno diseñador por la arquitectura, el diseño de interiores y la innovación.

El promotor español Sierra Blanca Estates será el encargado de dar vida al proyecto, mientras que la dirección creativa, la imagen de marca y el diseño correrán a cargo de KARL LAGERFELD, con el apoyo de The One Atelier, el estudio especializado en el sector inmobiliario tutelado por grandes firmas de lujo.

Estamos encantados de ver cómo la visión de lujo sin artificios y la pasión por la arquitectura de Karl se hacen realidad con este proyecto residencial sin precedentes“, dijo Pier Paolo Righi, CEO de KARL LAGERFELD. “Estas villas, no sólo marcan la emocionante expansión en el mundo de nuestros proyectos residenciales, sino que también encarnan el alto nivel de sostenibilidad al que aspira nuestra marca”.

Por su parte, Carlos Rodríguez, CEO de Sierra Blanca Estates, afirma que “como pioneros en el desarrollo de proyectos residenciales de lujo protagonizados por grandes marcas internacionales en la Costa del Sol, en particular, y en España, en general, esperamos poner nuestra marca indeleble en la hermosa Marbella junto con KARL LAGERFELD a través de este proyecto único en su categoría“.

El entorno, un valor diferencial

Las cinco villas que compondrán el proyecto dispondrán una privacidad casi total, conformada de manera única por su arquitectura, que se define fundamentalmente a través del juego de sombras, reflejos, luz y color. El proyecto utilizará la madera y un material cerámico sintético reflectante, acabado con polvo de oro blanco, como los elementos escogidos para envolver cada una de las casas creando un efecto pulido y semi-reflectante que las dotará de un diseño moderno muy diferencial respecto a otras viviendas de su categoría en la región.

El paisaje desempeñará un papel muy relevante en el aspecto general de las villas, ya que el enclave escogido para su edificación ofrecerá vistas al horizonte creado por el mar y utilizará el volumen geométrico de la vegetación circundante para crear una atmósfera idílica a ras de suelo. El proyecto contará con el trabajo de arquitectos paisajistas encargados de mezclar colores y aromas tomando como inspiración los jardines más visitados por el propio Lagerfeld en vida. Este desarrollo paisajista tendrá una transversalidad a lo largo y ancho de toda la urbanización de lujo, acentuándose en algunas zonas privadas clave, como una hoguera al aire libre, zonas para el retiro y la meditación y espacios para comer. Mientras tanto, la planta baja de cada vivienda será transparente con el objetivo de eliminar los límites visuales entre el interior y la zona natural circundante, abriéndose así cada estancia al paisaje infinito. El espacio estará acabado con suelo de terrazo blanco y negro.

Detalles técnicos y sostenibles

En lo que a la componente de sostenibilidad respecta, los principios fundamentales de diseño del proyecto ofrecerán una construcción con bajas emisiones de carbono. De este modo, el paisaje actual sobre el cual se pondrá en marcha la construcción de las cinco villas actuará como una suerte de “pulmón” del plan maestro de edificación determinando la ubicación y disposición de las villas, en cuya construcción se emplearán estructuras mixtas de madera y materiales altamente aislantes e innovadores.

Cada una de estas exclusivas residencias estará orientada de manera que se optimice al máximo su exposición respecto al sol y al paisaje. Este principio arquitectónico determinará que cada villa tenga su propia forma, aunque todas ellas seguirán un mismo patrón de edificación que imagina las zonas habitables, situadas en la planta baja, bajo este concepto de transparencia y luminosidad, pero protegidas, utilizando ligeras depresiones en el suelo, de la radiación. Por su parte las las zonas de descanso del primer nivel contarán con un sistema inteligente de modulación de ventanas que permita una zona verde libre constante que actúe como filtro de la luz y del calor.

Otras características de la urbanización incluirán grandes porciones de tejado con vegetación y patios que permitan que cada villa “respire” de forma natural, mientras que los paneles solares ayudan a optimizar el consumo energético general. Por su parte, los sistemas mecánicos de cada vivienda, así como la domótica para gestionar y controlar el consumo de energía adicional, utilizarán la energía geotérmica para funcionar. Del mismo modo, cada villa dispondrá de un depósito de recuperación de agua de lluvia para proveer las necesidades circulares de elementos como los espejos de agua de cada vivienda, las piscinas, los tejados verdes y el sistema de riego de toda la parcela.

El acceso peatonal podrá hacerse a través de un camino flanqueado a ambos lados por granados, una especie muy común en la región. Por su parte, cada villa dispondrá de un acceso peatonal propio, así como de otro acceso desde la carretera, permitiendo así la entrada de vahículos a las villas directamente por su zona de sótano donde se ubicarán los aparcamientos, creando así una zona tranquila y segura en el nivel de tránsito de las personas dentro de la urbanización.

La idea detrás de las cinco villas exclusivas, todas ellas diferentes entre sí, pero coherentes a través del diseño, fue concebida para estar lo más integrada posible dentro del paisaje natural y la belleza de la costa de Marbella.

Ocupará una superficie total de 9.670m2 (con superficies para cada villa de 660, 695, 705, 805 y 845m2, respectivamente). Como resultado del desarrollo, el proyecto acogerá una estrategia de silvicultura urbana al plantar un total de 300/350 árboles, añadiendo su contribución a la biodiversidad de la zona, al tiempo que se reducen las emisiones de CO2 en la misma.

Del mismo modo, el proyecto arquitectónico también tiene planificada la construcción de más de 2 km de carril para bicicletas que conectará el emplazamiento de las villas con el mar con el objetivo de fomentar la movilidad alternativa en las zonas más exclusivas de Marbella.

Agua, líquido elemento

Un curso natural de agua fluye de norte a sur atravesando longitudinalmente toda la parcela donde se ubican las villas. Este accidente hidrográfico no solo es determinante en el plan maestro arquitectónico en la disposición y forma de cada vivienda, sino que contribuirá a crear un entorno húmedo ideal que pretende desarrollar un microclima especial.

Las villas están concebidas para un mercado de lujo y son uno de los pocos proyectos urbanísticos internacionales con bajas emisiones de carbono y realizados con soluciones técnicas y constructivas respetuosas con el medio ambiente, en comparación con los métodos de producción estándar. Los principios fundacionales de este proyecto altamente exclusivo también tienen en cuenta múltiples aspectos simultáneamente, como: la atención al genius loci del lugar; el entorno natural y vegetativo de la zona; la cultura estratificada de la urbanización; y, por último, el lujo como valor central de la elevada exclusividad.

KARL LAGERFELD desarrollará piezas icónicas y opciones de mobiliario, que ofrecerán al propietario de cada villa la oportunidad de personalizar su vivienda con el espíritu del genio creador de la marca. Los precios de las villas estarán disponibles bajo petición.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad