La obra pública registra un descenso del 14% en Andalucía por la reducción del Gobierno Central

La inversión en obra pública en Andalucía se ha situado en 2020 en 1.723 millones de euros, un 14% menos que el año anterior. Así lo confirma CEACOP en su informe anual de adjudicaciones, en el que denuncia la ralentización del sector, rompiéndose así la tendencia al alza que se mantenía desde 2016.

La causa fundamental de la caída ha sido la reducción de las adjudicaciones por parte del Gobierno central, que ha destinado 289 millones para infraestructuras en la comunidad, frente a los 795,1 millones de un año atrás. Además, solo el 31% de estas obras se ejecutan por empresas andaluzas. Por contra, la Junta de Andalucía ha elevado su inversión un 35%, hasta los 630,5 millones de euros; mientras los ayuntamientos también la han incrementado un 15%, alcanzando los 635 millones para obra pública.

También ha sido drástica la bajada en la contratación por parte de las diputaciones, con 104 millones, esto es, un 27% menos. Las universidades registraron un ligero repunte del 4%, con 48,9 millones de euros.

Pese a la caída global, destaca CEACOP que la construcción es prácticamente el único ámbito productivo donde no ha aumentado el paro, lo que demuestra “su solidez a la hora de soportar las secuelas de la pandemia. El sector continuó su actividad, reforzando las medidas de seguridad y adaptándose a las circunstancias derivadas del Covid-19, manteniéndose como zona segura”.

Recuerda asimismo la entidad que la inversión en obra pública se traduce en que, por cada millón de euros invertido, se crean 15 empleos directos y hasta 30 indirectos, y que, por cada 100 euros invertidos en infraestructuras, 62 retornan a la Administración vía impuestos, seguros sociales y tasas.

Ana Chocano, presidenta de la organización, destaca que “afortunadamente, en estos momentos, en los que otras actividades están bajo mínimos, estamos demostrando que somos un pilar fuerte de la economía andaluza, necesario para que otros muchos sectores continúen su marcha y arrastrando a una fuerte industria auxiliar”.

En cuanto al volumen de inversión, señala que está muy alejado de los 2.800 millones que estima como inversión mínima para que esta actividad contribuya de forma decisiva a la recuperación de la riqueza de la región en términos de PIB y empleo. “La construcción es parte de la solución, porque no se puede obviar a un sector esencial, capaz de resistir los embates de una pandemia sin elevar el paro”, señala.

En relación con la cuota de empresas andaluzas, revela el informe que el 54% de los contratos los firmaron empresas regionales, cifra igual a la del ejercicio precedente. En este sentido, la patronal sigue reclamando a las administraciones que fomenten la contratación local, “apostando por el impulso del emprendimiento andaluz y la consolidación de cientos de pymes que forman parte de esta actividad esencial”.

En cuanto al reparto provincial de la inversión, Sevilla es la que más contratación registra, con el 24,7% del total; seguida de Málaga (21,5%) y Cádiz (12,4%). Por debajo de estos guarismos se sitúan Almería (9,6%), Granada (8,7%) y Córdoba (8,8%), mientras que en último lugar se encuentra Huelva, con el 6%.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad