Solidaridad sevillana rumbo a los refugiados ucranianos en Polonia

La solidaridad de las empresas y vecinos de Sevilla con el pueblo de Ucrania está siendo una constante desde que se inició la invasión de este país por parte de Rusia. La iglesia que reúne al colectivo ucraniano en Sevilla, en la calle Santa Clara, está siendo el epicentro de las entregas de alimentos, medicamentos, ropa y otros productos de primera necesidad, que no cesan de llegar a estas instalaciones.

Para poder almacenar todas estas donaciones y facilitar su carga y posterior entrega en la frontera entre Polonia y Ucrania, el Ayuntamiento de Sevilla les ha cedido un pabellón en FIBES, del que salen los camiones hacia su destino. Precisamente el transporte -camiones y conductores- es ahora una de las principales necesidades a las que tienen que hacer frente.

Una de las firmas que ha puesto uno de sus trailers y dos conductores a disposición de esta iniciativa ha sido Azul Construcción Repair, cuyo gerente es Manuel Díaz. Ayer, 16 de marzo, salía del Palacio de Congresos sevillano rumbo a Polonia un tráiler de esta compañía especializada en auscultación, reparación y refuerzo de estructuras.

“Con un conductor, serían al menos cinco días de viaje, de manera que si van dos acortamos los tiempos a tres días y medio”, apunta el gerente. “Tanto en la iglesia como en FIBES hay muchas donaciones y muchos voluntarios para organizarlas. Nosotros nos hemos encontrado todos los paquetes preparados para facilitar la carga. Ahora lo que les hace falta es contar con los medios para transportar todos esos productos”, afirma Díaz.

En las siguientes imágenes, el proceso de carga del tráiler previo a su partida con destino hacia los refugiados ucranianos en Polonia.

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad