Velasco asegura que la Ingeniería permite asentar sobre “bases sólidas” la economía de una región

El consejero de Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidades, Rogelio Velasco, ha defendido que la Ingeniería permite asentar sobre “bases sólidas” la economía de una región, al tiempo que ha subrayado que los países con mayor peso de sectores cimentados en esta disciplina del conocimiento han soportado mejor los ciclos de crisis. Así lo ha puesto de manifiesto en el acto de conmemoración del 50 aniversario de la primera promoción de egresados de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales (ETSI) de la Universidad de Sevilla.

Velasco ha destacado que en Andalucía existen ejemplos exitosos de empresas que conforman el tejido industrial regional y que se sustentan en el trabajo de estos profesionales muy cualificados, tanto los graduados por la ETSI como por el resto de las otras nueve escuelas dedicadas a la enseñanza de esta materia. Se ha referido a Ayesa, Ghenova, Navantia o Macpuarsa, así como a grandes compañías nacionales y multinacionales asentadas en la región y que “contribuyen a hacer una Andalucía mejor como Airbus, Endesa, Telefónica, Atlantic Copper o Schneider Electric”.

En su intervención, ha puesto de manifiesto que, en el contexto actual, marcado por la imparable revolución tecnológica, se precisa más que nunca del talento y la cualificación profesional más exigente. En ese contexto, ha asegurado que “Andalucía alberga reputadas escuelas de Ingenierías que son precisamente motores de innovación y talento”.

En el caso de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de Sevilla, con más de 11.000 egresados de alta cualificación, ha querido resaltar la calidad de su docencia, su marcado impulso al desarrollo de proyectos de I+D, además de su intensa actividad en transferencia de conocimiento y tecnología. En este último campo, ha explicado que la ETSI fue pionera en transferencia de conocimiento a las empresas y para ello creó en 1982 la Asociación de Investigación y Cooperación Industrial de Andalucía (AICIA). Esta asociación “es referencia de la transferencia de tecnología no solo en Andalucía, sino en el conjunto del país”, ha apostillado.

Actualmente, los proyectos con empresas ejecutados en la escuela representan alrededor del 60% del total de la Universidad de Sevilla, y, en lo que respecta a la investigación, la financiación lograda por la ETSI para proyectos de investigación públicos (nacionales e internacionales) supone en torno al 30% del conjunto de la Hispalense.

También ha puesto el acento en “el relevante papel de las spin off que salen de sus aulas en la industria andaluza”, la mayoría de ellas alojadas en el Parque Científico y Tecnológico Cartuja (PCT Cartuja). Esta tecnópolis, dependiente de la Consejería de Transformación Económica, ofrece, a su juicio, “las sinergias necesarias para generar un espacio de colaboración entre la investigación y la empresa”. Inerco, Isotrolo Teams, que llegó a ser de las pocas pymes Tier 1 de la empresa Airbus, son las spin off más relevantes.

Por otro lado, el consejero de Transformación Económica también ha subrayado la proyección internacional que ha ido consolidando la ETSI a lo largo de los años, escalando posiciones en los principales rankings mundiales. Asimismo, ha incidido en la trayectoria de algunos perfiles salidos destacables de esta escuela, como es el caso del catedrático de Ingeniería Electrónica, Leopoldo García Franquelo, uno de los muy pocos investigadores altamente citados de la Universidad de Sevilla en el Ranking de Shanghai. O los profesores Eduardo Fernández Camacho y Aníbal Ollero, del Departamento de Ingeniería en Sistemas y Automática. Ambos han conseguido las prestigiosas subvenciones europeas ERC Advanced Grant para desarrollar dos proyectos de investigación, uno de robótica aérea y otro destinado a perfeccionar sistemas de control con diversas aplicaciones.

Centro de Innovación en Vehículos Aéreos no Tripulados (UAV)

Rogelio Velasco también ha destacado la decisión de su departamento de consignar en los Presupuestos del próximo año una partida de 4,5 millones para impulsar una iniciativa en el ámbito de las aeronaves no tripuladas. Se trata del Centro de Innovación UAVs y Movilidad Aérea, cuya actividad estará centrará en avances en las tecnologías aplicadas a los drones. Este centro, sumado a infraestructuras singulares como CEUS o Atlas, garantizará que la comunidad tome una ventaja decisiva con respecto al resto de territorios en este segmento.

Es una iniciativa de la Universidad de Sevilla y FADA-CATEC y contará con el apoyo de la Junta, además de con la colaboración de Andalucía Aeroespace, Airbus y el Ejército del Aire. Estará liderado técnicamente por Aníbal Ollero, catedrático de robótica sevillano y uno de los mayores expertos europeos en drones. El objetivo de este equipamiento es generar conocimiento que permita mantener el liderazgo científico y tecnológico de Andalucía en tecnologías de vehículos aéreos no tripulados para aplicaciones civiles y, en particular, para su aplicación a la movilidad aérea urbana.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad