“Andalucía resiste mejor que muchas otras zonas porque ha logrado anticiparse a muchos aspectos de esta crisis sanitaria”

Elías Bendodo Benasayag
Consejero de Presidencia, Administración Pública e Interior

 

Echando la vista apenas unos meses atrás, con Andalucía cerrando 2019 con superávit y cumpliendo el objetivo de déficit, la crisis sanitaria ha venido a romper todos los esquemas. ¿Les queda una sensación agridulce tras el notable esfuerzo realizado para alcanzar esas cifras?
Evidentemente. Creo que en apenas un año hemos hecho un gran esfuerzo por situar a Andalucía en el lugar que se merece. En el primer año en el Gobierno, conseguimos aprobar dos presupuestos, el de 2019 y el de 2020, y adaptar las cuentas prorrogadas que nos había dejado el anterior Ejecutivo. Además, Andalucía estaba liderando parámetros económicos que nunca había liderado y la senda de estabilidad y confianza se estaba notando en la confianza de los inversores. Y todo ello siendo la única comunidad autónoma de España que cumplió en 2019 las reglas de gasto, déficit y deuda. Es verdad que la crisis del coronavirus ha paralizado toda esa inercia, pero creo que no nos podemos detener ni un segundo en lamentarnos y ya estamos trabajando en recuperar esa normalidad. No una nueva normalidad, sino la que teníamos antes del coronavirus y que estaba permitiendo que Andalucía cogiera el tren del progreso que llevaba 37 años perdiendo.

En el actual contexto, ¿cómo cree que será el segundo semestre de 2020 para la economía y el empleo de Andalucía?
No va a ser bueno, aunque ya hay estudios y análisis que nos indican que Andalucía va a verse menos afectada por la crisis económica ocasionada por esta pandemia. Creo que con ese mensaje debemos quedarnos todos: Andalucía resiste mejor que muchas otras zonas de España porque ha logrado anticiparse a muchos aspectos de esta crisis sanitaria. Y eso ya se nota, por ejemplo, en el ámbito turístico, donde Andalucía está liderando las peticiones de reservas internacionales. El mensaje de que Andalucía es un destino turístico seguro está calando y ese mismo mensaje debemos trasladarlo a todas las actividades económicas.

¿Cuáles serán las líneas estratégicas en torno a las que va a girar la Administración Andaluza para impulsar la creación de riqueza y empleo?
Hemos impulsado más de 200 acuerdos en Consejo de Gobierno relacionados con el coronavirus. Y todos orientados a combatir la crisis sanitaria, económica y social. El empleo siempre ha sido una prioridad para este Gobierno. Al principio de la legislatura y ahora aún más. Por eso hemos aprobado un plan de empleo para contratar a 3.000 auxiliares de playa este verano; hemos aprobado otro plan de empleo con los ayuntamientos al que destinamos 165 millones; hemos impulsado obras hidráulicas por importe de 430 millones; o un plan de I+D+i por 126 millones. En cualquier caso, el Gobierno andaluz no crea empleo, lo hacen los empresarios y los trabajadores de la mano. Nosotros debemos generar las condiciones necesarias para que puedan desarrollar su labor. Por eso, creo que lo más importante es que exista colaboración público-privada en todos los ámbitos. Y le pongo ejemplos: línea de avales para empresas, reducción de trabas administrativas con el Decreto Ley de Mejora y Simplificación de la Regulación para el Fomento de la Actividad Productiva en Andalucía, que aprobamos antes del estado de alarma, o la nueva ley de Impulso para la Sostenibilidad del Territorio de Andalucía son ejemplos que van en esta dirección.

¿Cómo valora para Andalucía las medidas que está adoptando la Unión Europea por la situación derivada del Covid-19?
Creo que la Unión Europea está tomando medidas sensatas de auxilio a los estados. Es verdad que los acuerdos se alargan y necesitamos una respuesta rápida de la Unión, pero el mensaje que se transmite es positivo. Evidentemente, corresponde al Gobierno de España esta negociación y para ello es importante que en Europa perciban que España es un país serio y leal con el resto de sus socios.

Y el Gobierno central, ¿está siendo sensible a las necesidades específicas de nuestra comunidad?
No. Creo que aquí tengo que ser claro: nos gustaría que el Gobierno tratara a todas las comunidades autónomas en condiciones de igualdad. Y, lamentablemente, no lo está haciendo. Le pongo un ejemplo: el fondo especial de 16.000 millones para las comunidades autónomas, que ya de por sí es insuficiente, castiga a Andalucía y hace que perdamos en torno a 800 millones de euros. Es mucho dinero. No han tenido en cuenta que Andalucía es la comunidad autónoma más poblada de España y no hay criterio más igualitario para el reparto que el número de españoles que viven en cada comunidad. Se puede matizar por incidencia del Covid o por otros factores, sí, pero de ahí a quitarnos 800 millones de euros resulta incomprensible. A todo ello hay que sumar que Andalucía es una de las comunidades autónomas peor financiadas de España. Existe un acuerdo del Parlamento que aboga por un nuevo modelo de financiación para que Andalucía cuente con 4.000 millones de euros más y eso es lo que defendemos nosotros. Lo hicimos cuando estábamos en la oposición y gobernaba Rajoy y lo hacemos ahora que gobierna Pedro Sánchez y su ministra de Hacienda es María Jesús Montero. Pedimos coherencia.

Durante los próximos meses, la Junta pondrá en marcha el Plan Andaluz de Vigilancia y Prevención de Rebrotes, para proteger a la población. ¿Qué horizonte temporal tiene dicho plan? ¿Contempla medidas específicas para los próximos otoño e invierno?
Andalucía trabaja desde la anticipación. Eso es lo que nos ha caracterizado durante este tiempo y tenemos muy claro que es lo que tenemos que seguir haciendo. Con los planes 9.000 o 15.000 reservamos camas hospitalarias cuando no las necesitábamos y hasta construimos un hospital en Carranque (Málaga) que, afortunadamente, no tuvimos que utilizar. Ahora estamos haciendo lo mismo. Tenemos material sanitario para seis meses, respiradores reservados en los centros logísticos del Servicio Andaluz de Salud y ya está previsto un refuerzo del plan de alta frecuentación para cuando coincidan en otoño la gripe estacional y un posible rebrote del coronavirus.

Durante toda la evolución de la pandemia, Andalucía se ha mantenido siempre entre las comunidades con menor incidencia del coronavirus, lo que significa también menor inmunidad entre la población. ¿Qué valoración hacen de dicha circunstancia y qué trascendencia puede tener para el futuro?
La palabra clave es anticipación. Hemos cometido errores, por supuesto, pero hemos trabajado siempre con escenarios de futuro a corto y medio plazo. Eso es fundamental en cualquier crisis. Por supuesto, a todo ello hay que unir los excelentes profesionales sanitarios con los que cuenta Andalucía y la capacidad para innovar, como hemos visto en la fabricación de nuestros propios respiradores o de nuestras propias pruebas PCR. Todo ese conjunto de iniciativas ha hecho que Andalucía haya resistido mejor que otras comunidades de España.

Ante posibles rebrotes pese a las medidas preventivas, ¿tienen un plan de contingencia sanitaria y económica? ¿Se podría llegar a un nuevo confinamiento?
Hay que ser extremadamente prudentes. Siempre apelamos a la responsabilidad para mantener el terreno que le hemos ganado al virus. Ni Andalucía ni España aguantarían las consecuencias económicas de un nuevo confinamiento. Por eso, debemos seguir dando ejemplo porque la amenaza del virus sigue presente. Hay que recuperar la actividad económica porque es imprescindible, pero siempre desde la sensatez, la prudencia y sin prisas innecesarias.
Obligados a una inactividad presencial, ¿ha servido esta crisis para impulsar mejoras o refuerzos en la Administración electrónica andaluza para las gestiones ciudadanas?
Sí, sin duda. El trabajo de los profesionales de la Administración pública andaluza ha sido ejemplar en estos meses. Su disposición, esfuerzo y capacidad de adaptación a las circunstancias ha sido encomiable. Y algunas cuestiones como el teletrabajo han venido para quedarse y las aplicaremos en el futuro. Antes de la pandemia ya trabajábamos en modernizar y agilizar la Administración y seguiremos en esa línea. Por ejemplo, estamos trabajando en una Ley Andaluza de Función Pública con la participación de los sindicatos y muchas de esas cuestiones quedarán recogidas.

¿Cómo calificaría el comportamiento de la ciudadanía andaluza durante la pandemia?
Ha sido una de las claves de que Andalucía sea la comunidad autónoma con una menor tasa de incidencia del coronavirus por cada 100.000 habitantes: la absoluta responsabilidad de los ciudadanos andaluces durante el confinamiento. Por eso, insisto, no podemos bajar la guardia. Ahora queda lo más duro: conservar lo que hemos conseguido. Ai

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *