El más difícil todavía

Echando un vistazo hacia atrás, contemplando con perspectiva los últimos doce meses, casi tengo que pellizcarme para comprobar que la publicación de este especial del 13º aniversario de Andalucía Inmobiliaria es hoy una realidad que hemos conseguido poner en vuestras manos.

Editora de Ai
Rosa Hafner

Hemos asistido a un ejercicio de unas dificultades inmensas, donde la mera supervivencia en sí misma se ha convertido en un hecho casi heroico, no solo por nuestra parte, sino por la de todos aquellos empresarios que cada mañana abren sus puertas sin poder pensar más allá del día siguiente. Recabar información y conseguir apoyos publicitarios representan una tarea cada vez más difícil: una carrera de obstáculos que requiere un esfuerzo realmente agotador. Pero aun con todo, también son muchas las satisfacciones que bien merecen la pena. De lo bueno, me quedo con lo mejor. Me quedo con las largas conversaciones mantenidas con muchos de vosotros por teléfono o al calor de un café, en las que tanto hemos reflexionado sobre lo divino y lo humano, sobre cómo mejorar todo esto desde nuestra posición de guerreros que hacen frente a la crisis. “Y si morimos, que sea de pie y con la cabeza alta”, hemos repetido decenas de veces más en serio que en broma. Me quedo con vuestras reflexiones en nuestras páginas, aportando vuestros conocimientos y experiencia para satisfacer las exigencias de calidad de nuestros aventajados lectores. También me quedo con vuestra participación en nuestros eventos: cuando analizáis la realidad juntos para nosotros, representáis un capital humano que ya quisieran para sí las mayores y más poderosas revistas. Me quedo, cómo no, con vuestras felicitaciones y palabras de aliento, sin olvidar vuestras críticas y rectificaciones siempre bienintencionadas: en saber encajar los errores también reside la victoria. Después de trece años de elaboración de los más trabajados reportajes, me quedo con la dura labor investigadora que hacemos tras el telón, con esas grandes cantidades de información con las que en cada número tratamos de ofrecerles el mejor Tema de mes. Me quedo con los cierres, con esos cierres que parecen no tener fin y que me permiten compartir los mejores momentos con mi equipo; y con las reuniones de planificación, donde tanto echamos de menos últimamente las aportaciones inestimables de nuestro querido director, por ahora ‘en la reserva’. Pase lo que pase en adelante, yo me quedo con todos vosotros, compañeros, lectores, anunciantes, entrevistados, colaboradores…, amigos.

Y con todos vosotros vamos a por el más difícil todavía: celebrar, dentro de 12 meses, nuestro 14º cumpleaños. ¿Un objetivo demasiado ambicioso? Yo prefiero pensar en una ilusión alcanzable. Dejemos hablar al tiempo. Ai

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *