Muros y puentes de la comunicación

El papel de los gabinetes de comunicación es tan crucial, que una buena gestión de la información puede convertir una noticia en tema de portada o en tema de contraportada. Estar al día de las últimas tendencias para comunicar es también clave, y prueba de ello es la ventaja que han obtenido aquellos que, aconsejados por sus gabinetes, han sabido aprovechar las redes sociales en su beneficio para llegar a colectivos a los que difícilmente se podría llegar por otras vías.

Pero no siempre la comunicación es una herramienta bien usada. Se trata de una profesión de servicio, pero no siempre es entendida como tal, y en algunos casos el trabajo en la sombra que debe ejercer el comunicador adquiere demasiado protagonismo, convirtiéndose en el centro de atención de los medios, que deben a veces lidiar más con muros que con puentes para alcanzar la información o la declaración del personaje público, que es en realidad el que debiera ser protagonista.

Especialmente en la Administración Pública, en esta época de coyuntura económica, donde las inversiones escasean, las deudas abundan y pocas son las iniciativas que anunciar, la comunicación debería ser un puente que permitiera hacer entender a los medios, y por extensión a la sociedad, la razón de ser de las políticas de recortes, de la austeridad de las inversiones, y ayudara a poner en valor los escasos proyectos que pueden ver la luz. Nuestros gobernantes tratan de avanzar y mantener el tipo con unos presupuestos muy ajustados y la sociedad debe entender qué criterios se siguen para que sean unas iniciativas y no otras, las que salen adelante.

Por eso es crucial una buena labor de comunicación, que lejos de impedir el paso de la información, dejara pasar la luz en una administración que debería ser transparente, diáfana y cristalina. Pero a veces, en lugar de ser puentes, los gabinetes se convierten en barreras innecesarias entre los políticos y los medios.

No olvidemos el fin último de los medios de comunicación como éste, que pretenden ser una puerta abierta a la información de sectores tan importantes como el constructor o  el promotor, ayudando así a fortalecer el tejido empresarial de nuestra comunidad autónoma, con información de utilidad para poder ser más competitivos y fuertes de cara al exterior. Que busca fomentar el desarrollo de la región e impulsar su actividad económica.

Por eso, de igual manera, es de agradecer el esfuerzo cómplice que a veces nos brindan los comunicadores cuando les solicitamos información. Y es que en realidad, medios y gabinetes son dos caras de una misma moneda, gracias a la cual la sociedad puede acceder a la información pública, de forma más precisa, más amplia, y más amable que en un boletín oficial.

En esta época, en la que la crisis llega también a los medios, especialmente a los impresos, intentemos, desde una y otra cara, que la colaboración entre todos los que formamos parte del mundo de la información y la comunicación sea más estrecha si cabe. Ai

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *