“La LISTA puede suponer un impulso definitivo para el sector de la construcción”

Marifrán Carazo Villalonga
Consejera de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio

 

En el marco de la crisis provocada por el Covid-19, la nueva Ley del Suelo de Andalucía, la LISTA, se tramita ya por la vía de urgencia. ¿Qué plazos se han propuesto para su aprobación? ¿Cuáles son las principales virtudes de esta norma y qué puede representar para el sector de la construcción y para la economía andaluza en general?
La LISTA quiere dotar a Andalucía de unas reglas claras y sencillas en materia de Urbanismo y permitirá eliminar esa maraña de leyes y normas que, hasta ahora, han sido sólo una traba para el desarrollo de iniciativas y con ello para el desarrollo económico de nuestra comunidad. La ley permitirá llevar a cabo la tramitación simultánea del instrumento de ordenación, del proyecto de reparcelación y del proyecto de urbanización y eso agilizará mucho la tramitación y el desarrollo de actuaciones de todo tipo, residenciales, industriales, que se adecuen a las necesidades y cumplan con todos los requisitos de sostenibilidad social, ambiental y económica. Además, esta ley, al tramitarse por la vía de urgencia, permitirá reducir a la mitad los plazos administrativos, con lo que la idea es que pueda remitirse al Parlamento a principios de 2021 y aprobarse a lo largo del año que viene. Creo que puede suponer un impulso definitivo para el sector de la construcción.

¿Está siendo activa la participación de los empresarios y profesionales del sector en su elaboración? ¿En qué han centrado sus demandas y aportaciones?
Desde el primer momento, el Gobierno andaluz tenía claro que la participación de todos los sectores afectados, y especialmente de los empresarios y profesionales del sector de la construcción, era clave para conseguir una ley que, de verdad, viniera a solucionar los muchos problemas que nos hemos encontrado en materia urbanística y de ordenación del territorio. Se empezó a redactar hace un año y ya en febrero de este año iniciamos consultas previas con los sectores y se creó un grupo de expertos que nos asesoran. En estos meses he mantenido encuentros con diversas asociaciones del sector de la construcción y todos han trasladado la necesidad de contar con una mayor seguridad jurídica y con una ley que sea más ágil para evitar que, como ocurre ahora, cualquier iniciativa tarde una eternidad. Confiamos en que si hasta ahora un plan general tardaba en tramitarse una media de diez años, con la nueva norma no se tarde más de un año o año y medio.

¿Qué obras de envergadura tienen previsto reactivar/licitar/adjudicar en los próximos meses?
El Gobierno andaluz sabe que el sector de la construcción es vital para nuestra economía y para la creación de empleo, máxime en estos momentos. Y también que es necesario llevar a cabo las infraestructuras que nuestra tierra necesita para aprovechar mejor todo nuestro potencial. Por eso, durante el estado de alarma, salvo aquellos quince días de confinamiento casi total, las obras que tenía en marcha la Consejería de Fomento han seguido adelante.
Además, ante el freno a los procedimientos administrativos, reclamamos al Gobierno de España que permitiese que siguiese su tramitación y en cuanto se levantaron esas limitaciones pusimos nuestra maquinaria a todo gas para reactivar la licitación pública. Con ello conseguimos que, sólo hasta finales de mayo, se reactivaran proyectos que sumaban 115 millones de euros, entre ellos la rehabilitación del puente de Villa del Río en Córdoba, la segunda fase de mejora de los accesos al PTA, el viaducto del Pago de Enmedio en Sevilla, la primera fase de urbanización del sector San Roque del Área Logística de Algeciras o actuaciones de rehabilitación de vivienda pública que suman unos 11 millones de euros.
Seguimos en ese camino y, en la medida que nos lo permita la situación económica, que no es fácil, vamos a seguir impulsando actuaciones que este Gobierno se ha marcado como prioritarias como, por ejemplo, avanzar en la finalización de la autovía del Almanzora o la variante de Angosturas, por poner sólo un ejemplo.
La Consejería ha destinado cerca de 400 millones de euros en la reactivación económica desde que se decretó el pasado 14 de marzo el Estado de Alarma. Nos hemos esmerado en dotar de mayor liquidez a las empresas a través del abono de pagos pendientes y certificaciones de obras y, una vez se levantaron las limitaciones en contratación pública, retomar la obra pública con contrataciones “en tromba”.
Hemos destinado 114,6 millones de euros a ponernos al día en pago a empresas contratistas, frente a otros tiempos en los que el retraso en el abono de estas cuantías suponía un sobrecoste y un lastre para las arcas de la Administración autonómica.
Además, se han puesto en marcha contratos por un montante de 268,6 millones de euros desde que se decretó el Estado de Alarma. Hemos hecho una apuesta decidida por el sector de la construcción, que está sabiendo capear la crisis del Covid-19 y, para ello, hemos apostado por relanzar la obra pública que teníamos pendiente de licitar en esta Consejería.

¿Qué otras medidas han puesto en marcha desde su Consejería para minimizar el impacto de la crisis y estimular el empleo?
No hemos parado. Tenemos la Ley de Impulso a la Sostenibilidad del Territorio de Andalucía, LISTA, ya en proceso; hemos tomado medidas para que las empresas no tuviesen problemas de liquidez, como he comentado, reactivado las licitaciones; impulsado el Plan de Vivienda VIVE Andalucía 2020-2030 que sigue adelante en su tramitación; reactivado programas para impulsar la construcción de viviendas asequibles, tanto en venta como en alquiler, incluso con una iniciativa novedosa al poner a disposición de los promotores suelo a cambio de la permuta de un determinado número de viviendas; estamos en pleno proceso para impulsar programas de rehabilitación en los que en dos años se van a invertir más de 200 millones de euros. Y todo ello sin contar las iniciativas que hemos puesto en marcha para activar nuestras áreas logísticas y nuestros puertos. Confiamos en que esas medidas ayuden a reducir el impacto de la crisis, de momento cerramos el mes mayo con 11.000 parados menos en el sector de la construcción y eso ya es un logro en la situación en la que estamos.

¿Qué peso entienden que debe tener la construcción, y toda la industria auxiliar que gira en torno suyo, en el proceso de reactivación económica?
El sector de la construcción es fundamental para nuestra economía y en estos momentos, en el que otros sectores, como el turismo o el comercio, están pasando por una situación más que complicada, se ha convertido en un sector refugio, a donde van muchos de las personas que se han quedado sin empleo como consecuencia de la pandemia. Creo que todos aprendimos de la crisis de 2008 y de las nefastas consecuencias que tuvo la paralización de las obras civiles y de la construcción en general.
El Gobierno andaluz por lo menos, sí. La construcción es un sector imprescindible para la recuperación, para que Andalucía vuelva a la senda de crecimiento que estaba enfilando antes del Covid-19. Por ello se han impulsado las licitaciones y se va a seguir promoviendo las infraestructuras que Andalucía necesita. Para ello, dadas las dificultades que va a generar todo el gasto que ha habido que afrontar en materia sanitaria y social en los presupuestos andaluces, necesitaremos el respaldo del Gobierno de España y también de Europa. Confío en que ese respaldo llegue.

¿Está siendo sensible el Gobierno central a las necesidades específicas de nuestra comunidad y a las peticiones de su Consejería?
Durante toda la pandemia el Gobierno de España ha sido muy errático en sus decisiones y poco concreto. En el fondo de reconstrucción del Covid, los ya famosos 16.000 millones, planteó primero una distribución que no tenía en cuenta la población. Eso era injusto, especialmente con Andalucía, porque no tenían en cuenta la importancia de nuestra comunidad tanto a nivel de número de habitantes, representamos el 18% de la población de España, como a nivel económico, no tenían en cuenta que si se dejaba atrás a Andalucía nuestro país difícilmente saldrá de la crisis.
Luego, en esa política de vaivenes que ha tenido durante todo este tiempo, ha cambiado su planteamiento, pero el reparto sigue mostrando una falta de equidad total. Andalucía sigue perdiendo con ese reparto y eso, junto con el impago de los 527 millones de IVA atrasado, va a repercutir en todas las áreas de Gobierno y, por supuesto, también en la de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio, porque de esa cantidad van a depender muchas de las actuaciones que se puedan llevar a cabo.
En materia de infraestructuras puedo decirles que la indefinición es total y eso genera una gran incertidumbre a la hora de hacer previsiones: aún no sabemos si habrá un plan de inversiones o no que nos permita paliar el déficit que tenemos en esa materia; en vivienda, hemos tenido que reforzar con 13 millones las ayudas al alquiler para paliar los efectos de la pandemia porque era, a todas luces, insuficiente para las necesidades de la población de Andalucía y en cuanto al transporte, se habla de un fondo de 800 millones para toda España del que no sabemos nada más, ni qué nos corresponde, ni cuándo se va a pagar.
Con esas actuaciones, con esos fondos escasos e imprecisos, está claro que el Gobierno de Sánchez no está teniendo con nuestra tierra el comportamiento que Andalucía se merece.
El Gobierno andaluz va a seguir reclamando un reparto equitativo de esos fondos y también que acometa de una vez las infraestructuras que tiene pendiente en nuestra tierra, como la SE-40 en Sevilla, la finalización del AVE de Almería o el inicio del de Huelva, la conexión ferroviaria Algeciras-Bobadilla, la variante oeste de Córdoba o la segunda circunvalación de Granada, entre otros. Son infraestructuras que Andalucía necesita y que este Gobierno, harto de agravios, va a exigir que se ejecuten porque son fundamentales para que nuestra tierra pueda aprovechar su potencial. Ai

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *