Veltis evidencia el impacto del Covid-19 sobre un activo inmobiliario real

La agencia  Veltis ha difundido a través de una nota de prensa la primera imagen del impacto del Covid-19 sobre un activo inmobiliario real, perteneciente a un fondo de inversión.

En ella compara las imágenes del rating de dicho activo en promoción, antes y después del Covid. El rating inmobiliario determina la capacidad que tiene un activo inmobiliario de generar rentabilidad a una fecha determinada, en este caso a diciembre de 2020, fecha en la que el fondo de inversión pretendía tener finalizado el proyecto y vendido, y en la que había acordado el abono del capital y los intereses a sus inversores.

Veltis ha procedido a comparar las imágenes y en las mismas se puede apreciar a simple vista cómo ha afectado la crisis sanitaria a los indicadores de riesgo, no pudiendo hacer frente el fondo, debido a la situación actual, a los abonos comprometidos.

Cada esfera representa un indicador de riesgo, el color determina el nivel de riesgos, siendo el rojo más oscuro el más alto y el verde más oscuro el más bajo, y el diámetro el impacto que puede causar dicho riesgo sobre la rentabilidad.

En la siguiente imagen, RATING en enero de 2020 (BBB+), activo de inversión con riesgos controlados. Se trata de una promoción con un 70% de las viviendas vendidas y con fecha de entrega diciembre de 2020. Cada esfera representa un indicador de riesgo principal. Se puede apreciar que antes del Covid, el impacto previsto era moderado sobre muchos de los indicadores de riesgo.

A continuación, RATING en mayo de 2020 (CC), activo especulativo de alto riesgo. Se puede apreciar a simple vista cómo se espera que la situación provocada por el coronavirus impacte sobre muchos de los indicadores de riesgo que afectan a la capacidad del activo de generar rentabilidad a diciembre de 2020.

En definitiva, se concluye que el Covid-19 afecta a los indicadores de riesgo sistemáticos a distintas escalas: País, CCAA, Provincia: PIB, IPC, IBEX, deuda pública, tasa de paro, consumo, ciclo inmobiliario, etc; Municipio: Tramitación administrativa, población, etc; Área o Barrio: Oferta, demanda, burbuja inmobiliaria, evolución de los precios, grado accesibilidad a la vivienda, etc; Activo: Indicadores específicos del activo no afectados como contaminación, ocupación, etc.

Los ratings son dinámicos y pueden variar cada mes, por lo que contar con esta información es importante para establecer estrategias y poder intentar mitigar el impacto sobre el activo inmobiliario.